Dragón Rojo

El mal debería estar apresado siempre, en navidad más.

Puedes decir que algo no existe si nunca lo has visto, pero el dragón rojo existe. He contemplado como arrasaba todo a su paso. He vivido su furia como lo han hecho miles de familias y he tenido la valentía de enfrentarme a él y encerrarlo con la ayuda de los míos. Al menos por un tiempo. Al menos en navidad.